Libro versus Película: "La Bella y la Bestia" (Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve vs. Christophe Gans) | Cine de Escritor

15 enero 2015

Libro versus Película: "La Bella y la Bestia" (Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve vs. Christophe Gans)

La Bella y la Bestia, de Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve y Christophe Gans - Cine de Escritor
Esta entrada contiene spoilers, estás avisado :)


Argumento del libro

En una ciudad dedicada al comercio, un mercader ha conseguido amasar una enorme fortuna, pero sufre tres desgracias seguidas que le hacen sumirse en la pobreza: el incendio de su casa; naufragios y saqueos en sus barcos; y el abuso de sus acreedores en el pago de las deudas.

El anciano, junto con sus seis hijos y sus seis hijas, se va a vivir a cien leguas de la ciudad, a la única casa que le queda. Los jóvenes tienen que repartirse los trabajos caseros, y eso les deprime. La única que se muestra positiva es la hija más joven, Bella: para consolar a su familia, toca instrumentos y canta. Sus hermanas, en lugar de agradecérselo, se ponen muy celosas.

Dos años después reciben una buena noticia: uno de los barcos que creían naufragados ha llegado a puerto con la mercancía intacta. Las hijas se imaginan nadando de nuevo en la abundancia, y le piden a su padre que les compre toda clase de vestidos y joyas. Bella sólo le pide una rosa, su flor favorita.

Cuando llega a la ciudad, el mercader se entera de que sus socios se han quedado con todo. Se ve envuelto en una serie de papeleos para poner las cosas en orden, pero seis meses después no ha conseguido su propósito. Está regresando a casa cuando el anochecer le sorprende. Se pierde a causa de la nieve y el denso bosque, de modo que busca abrigo en un árbol podrido, y su caballo se desguarece en un hoyo cercano.

A la mañana siguiente encuentra una senda que le lleva hasta un magnífico castillo. Entra en el salón y se queda dormido en un sofá, muerto de cansancio. Al despertar, la mesa está repleta de manjares. Come con ganas y vuelve a dormirse; cuando despierta hay más comida, así que se sacia de nuevo.

Recorre el castillo, pero no ve a su misterioso anfitrión. De camino al establo, donde ha dejado a su caballo, pasa por una rosaleda. Recordando la promesa que le hizo a Bella coge una de las rosas… y entonces aparece un ser monstruoso que dice llamarse Bestia. Le grita porque, a pesar de haberle acogido en su castillo, el hombre ha intentado robarle. El mercader le explica, asustado y arrepentido, que la rosa es para su hija, y le cuenta toda la historia de sus desgracias. La Bestia promete perdonarle si le da a una de sus hijas, pero debe venir por voluntad propia dentro de un mes sabiendo qué aspecto tiene su captor para no echarse atrás; si ninguna acepta, entonces tendrá que quedarse él. Y si no cumple su palabra, le perseguirá hasta el fin del mundo. Éste no tiene más remedio que aceptar.

Al alba el mercader monta en un caballo, proporcionado por la Bestia, que le llevará hasta su casa (no se menciona qué pasa con su propio caballo). Llega a su hogar y cuenta lo sucedido. Las hijas enseguida le echan la culpa a Bella por la rosa que pidió. Ella comprende que tienen razón, por lo que, al mes siguiente, se presenta en el palacio en compañía de su padre.

Le aterra la Bestia, pero la saluda con humildad y respeto. Siguiendo las instrucciones del dueño del castillo, el mercader y la joven llenan dos baúles con riquezas, vestidos, piedras preciosas y oro que hay en distintos armarios. Al día siguiente el padre se marcha llevándose los baúles cargados en un caballo; él monta en un segundo.

A partir de entonces Bella recorre el castillo todas las mañanas; por la noche cena con la Bestia, y cuando duerme sueña con una dama y un hermoso joven del que acaba enamorándose. Cree que es un prisionero de la Bestia, pero ésta le dice que no hay nadie más en el castillo.

Ilustración de Etienne Delessert para La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

Pasado un tiempo le ruega a la Bestia que le deje ir a ver a su familia, sólo dos meses; después volverá y no se marchará jamás. La Bestia le pide que llene cuatro baúles de todo lo que crea que necesitan en su casa y que regrese cuando ha prometido o no le encontrará con vida. También le dice que la noche antes de regresar le dé la vuelta a la sortija de piedra que lleva en el dedo y diga: "Deseo regresar a mi palacio a ver a mi Bestia".

Cuando Bella despierta ya está en casa. Los cuatro cofres también se encuentran allí. La joven narra lo sucedido a su familia, quien, invirtiendo con cuidado las joyas que les proporcionó la Bestia, había recuperado poco a poco su fortuna.

Expiran los dos meses, pero ella no sabe si regresar. Una noche sueña con el castillo: escucha unos gemidos horribles al pie de una torre rodeada de maleza, que esconde la entrada de una cueva. Asustada, Bella decide marcharse, y al despertar al día ulterior se encuentra en el castillo. Pero la Bestia no aparece por ningún sitio.

Encuentra la torre y la cueva con la que había soñado. Allí yace la Bestia, que parece muerta. La muchacha le cuida, refrescándole la cara con el agua de una fuente cercana hasta que despierta.

Esa noche la Bestia vuelve a preguntarle si quiere casarse con él. Bella acepta, pues haberle visto al borde de la muerte le hace comprender que les une algo más que la gratitud. Duermen juntos. A la mañana siguiente no es la Bestia quien está junto a Bella, sino el joven de sus sueños.

Llegan a palacio dos damas montadas en una carroza arrastrada por cuatro ciervos blancos. Una de las mujeres es la misma con la que soñaba Bella; la otra pertenece a la alcurnia. Resultan ser un hada y la reina del castillo: la Bestia es su hijo, un príncipe que sólo recuperaría su verdadero aspecto si hallaba a una persona cuya belleza igualara a su virtud y a su valor.

Llegan los hermanos, las hermanas y el padre de Bella. Al día siguiente, Bella y Bestia se casan.


Sinopsis de la película

El mercader (André Dussollier) rodeado de sus hijos en su lujosa mansión, en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

Un mercader ha conseguido amasar una enorme fortuna gracias a sus tres barcos: Sirena, Tritón y Leviatán. Sin embargo, las embarcaciones naufragan llevándose con ellos innumerables tesoros. Arruinado, el anciano y sus seis hijos (tres varones y tres doncellas) se van a vivir al campo. 

Los jóvenes tienen que repartirse los trabajos caseros, y eso les deprime. La única que se muestra positiva es la hija más joven, Bella. Sus hermanas Clotilde y Anne se ponen muy celosas porque ellas odian ese tipo de vida.

Al cabo de un mes el padre recibe la noticia de que el barco favorito de su esposa, el Sirena, ha llegado a puerto con la mercancía intacta. Las hijas se imaginan nadando de nuevo en la abundancia y le piden que les compre toda clase de vestidos y joyas. Bella sólo le pide una rosa, una flor que no ha conseguido que crezca en su huerto.

El mercader y el hijo mayor, Maxime, van a la ciudad. Allí les dicen que han robado el barco y sus mercancías. Maxime se marcha, enfurecido con su padre. Éste le busca por la ciudad, y acaba, sin saberlo, en un tugurio en el que su hijo tiene deudas. Al enterarse de quién es, un maleante llamado Perducas y sus vasallos le persiguen para que les pague lo que les debe. El mercader pone pies en polvorosa, pero se pierde a causa de la nieve y su caballo se rompe las patas delanteras, por lo que continúa a pie.

Encuentra un magnífico castillo. Entra en el salón, donde una mesa repleta de viandas le da la bienvenida. Tras saciar su apetito se da cuenta de que allí hay dos baúles que contienen todas las joyas y vestidos que le pidieron sus hijas. Al poco rato entra su caballo con las patas vendadas; alguien le ha curado.

Uno de los baúles que hay en el castillo, en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

Coloca los dos baúles sobre su caballo y se marcha. Al ver una rosaleda recuerda la promesa que le hizo a Bella, así que coge una de las rosas… y aparece un ser monstruoso que dice llamarse Bestia. Le grita porque, a pesar de haberle acogido en su castillo, el hombre ha intentado robarle lo más sagrado que tiene. El mercader le explica, asustado y arrepentido, que la rosa es para su hija. La Bestia promete perdonarle si vuelve al día siguiente o matará a toda su familia; sólo debe decir "más que nada en el mundo" al oído de su caballo para que encuentre el camino de vuelta. "Una vida por una rosa", le recuerda el señor del palacio.

El anciano llega a su hogar y cuenta lo sucedido. Las hijas enseguida le echan la culpa a Bella por la rosa que pidió. Ella comprende que tienen razón, por lo que, a la mañana siguiente, susurra las palabras al caballo y se adentra sola en el castillo para pedirle a la Bestia que la tome a ella en vez de a su padre. Él acepta, pero le prohíbe que salga del edificio a partir de las siete de la tarde.

A partir de entonces Bella recorre el castillo todas las mañanas; por la noche cena con la Bestia, y cuando duerme sueña con la historia de un apuesto príncipe que quiere dar caza a una cierva de pelaje dorado... Tras numerosos intentos, el joven atraviesa a la cierva con una flecha dorada. Para su sorpresa y horror, el animal se transforma en su amada. Ella le dice que en realidad es una ninfa del bosque a quien dieron forma humana para conocer el amor. La ninfa muere, lo que enfurece tanto al Dios del Bosque que convierte al príncipe en una bestia. Sólo podrá salvarse si consigue que una mujer le ame.

Pasado un tiempo, Bella le pide a la Bestia que le deje ir a ver a su familia, sólo un día; después volverá y no se marchará jamás. Él le pregunta si cree que podría llegar a amarle, y ella responde que jamás dejará de parecerle repugnante. Bestia, dolido, le da un collar que contiene agua mágica para que esté a salvo y le dice que, si no regresa, él morirá.

La Bestia (Vincent Cassel) ofreciéndole el collar con el agua mágica a Bella (Léa Seydoux), en La Bella y la Bestia (Léa Seydoux) - Cine de Escritor

Una vez en casa, Bella se reencuentra con su padre, gravemente enfermo. Le da de beber el agua mágica y el hombre sana. 

Al ver las joyas preciosas que lleva su hermana, Maxime y Tristán cogen el caballo y ponen rumbo al castillo de la Bestia. Perducas y los suyos les encuentran, de modo que entre todos saquean a la Bestia. Astrid, una adivina que siempre va con Perducas, encuentra en lo profundo de la rosaleda la estatua en la que se convirtió la ninfa al morir. Aún tiene la flecha dorada. La extrae y se la entrega a Perducas.

La Bestia se defiende de los malhechores, y está a punto de matar a Perducas cuando Bella le detiene; ella ha encontrado el camino hasta allí con la ayuda del Dios del Bosque. Perducas le clava la flecha dorada a la Bestia. Por tal acción, el Dios del Bosque le castiga convirtiéndole en un árbol.

Bella y sus hermanos sumergen a la Bestia en un estanque que contiene el agua mágica. Bella le arranca la flecha y la Bestia revive. Vuelve a preguntarle si podría llegar a amarle; ella responde que ya le ama.

La Bestia recupera su aspecto humano: es el príncipe de los sueños de Bella. Con el tiempo tienen dos hijos, un niño y una niña, y se instalan en una casa de campo. Los hermanos de Bella vuelven a la ciudad: los varones abren una imprenta (quizá porque Tristán es escritor) y las doncellas se casan con unos gemelos. En cuanto al padre, opta por abrir una floristería.


¿Qué tienen en común el libro y la película?

  • La rosa como motivo del conflicto
  • La gratitud de la Bestia entregando sus tesoros
  • La actitud de los aldeanos hacia la familia de Bella: cuando el mercader pierde sus riquezas, los pretendientes de sus hijas y los amigos de la familia les dan de lado; en la versión cinematográfica se burlan de ellos por sus miserias.
  • El temor inicial de Bella a que la Bestia quiera devorarla
  • La decoración del castillo: "El azar llevó al viajero [el mercader] hasta la avenida de un precioso castillo, donde reinaba la primavera como una isla en medio de la nieve: el camino estaba bordeado por cuatro filas de naranjos cargados de frutas y flores, y algunas estatuas colocadas en desorden: unas en el suelo, otras por los árboles, todas de una materia desconocida, de proporciones y color humanos, en posiciones guerreras. Luego el anciano llegó al pie de una gran escalinata de ágata con la barandilla de oro labrado." La adaptación es bastante fiel: lo único diferente es que también hay palmeras y que el edificio está cubierto por ramas de rosales tanto en el interior como en el exterior. Me gusta que los guionistas tuvieran en cuenta la presencia de las estatuas y les dieran protagonismo en una escena en la que vuelven a la vida para luchar por su amo.
El patio del castillo contrasta con la nieve del bosque, en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

¿En qué se diferencian?

  • En el argumento de la historia: destacaría sobre todo el origen de la transformación del príncipe (en el cuento no se explica, mientras que en la película se debe a la maldición del Dios del Bosque) y el motivo por el cual Bella acude al castillo por primera vez (en el libro, la Bestia dice que el mercader o una de sus hijas debe quedarse; en la película, Bella acude por su cuenta y le propone el trato, aunque no deja de ser curioso que hubiera un vestido preparado en su habitación antes de que la Bestia supiera que era una mujer quien venía). 
  • En la madre de Bella: Villeneuve no explica qué pasó con ella; Gans nos dice que murió al dar a luz a Bella y que sus hermanos la culpan por ello.
  • En la bienvenida a Bella: cuando Bella acude con su padre al castillo aparecen "fuegos artificiales de todos los colores, molinillos, soles y los artificios más maravillosos que se hayan podido inventar. Bajo tan agradable resplandor el padre y la hija llegaron a la avenida de los naranjos, y los fuegos artificiales cesaron, dejando paso su resplandor al de las antorchas que sostenían las estatuas. Además un gran número de lamparillas iluminaban la fachada del palacio, colocadas simétricamente formando guirnaldas y coronas alrededor de las iniciales de la Bella. Al entrar en el patio, una salva de artillería saludó a los viajeros, uniéndose con armonía al sonido de mil instrumentos diferentes." En la película, Bella se escapa de casa y el caballo la conduce hasta el castillo. No tiene recibimiento de ningún tipo.
  • En los sueños de Bella: en el libro se le aparecen un joven y una dama que le recuerdan que debe cumplir sus promesas, le enseñan el castillo, le mandan indirectas acerca de la naturaleza de la Bestia...; en el largometraje sirven para contarnos, a Bella y a los espectadores, el origen de la Bestia.
  • En las ventanas / los espejos: las ventanas del castillo de Villeneuve le muestran a Bella lo que está sucediendo en otros lugares, como una obra de teatro o una feria campestre, mediante un juego de reflejos y espejos; los espejos de Gans tienen la función de ir mostrándole a Bella el pasado de la Bestia en sus sueños.
  • En la pasión de Bella por la lectura y la música: "A ella le gustaba leer, pero no había podido hacerlo desde que su familia se había trasladado al campo, ya que su padre había tenido que vender todos sus libros." También sabe cantar y tocar diversos instrumentos musicales, como el clavecín. Esta faceta no se refleja en el filme.
  • En las conversaciones entre la Bella y la Bestia: la primera noche la Bestia le pregunta con educación si cree que podría acostumbrarse a vivir allí y si quiere casarse con él; ella dice que no. Después de aquello la Bestia no insiste en el tema, sino que hablan a menudo de forma distendida. La Bestia de la película tiene muy mal carácter, grita y ruge a menudo cuando ella le da alguna negativa o le contradice.
  • En la joya que la Bestia le entrega a Bella: en el libro es un anillo para que pueda regresar al castillo; en la película es un collar que contiene agua mágica.
  • En los animales del castillo: "En una galería habían colocado una jaula llena de pájaros exóticos. En otra había loros de todos los tipos y colores. Un poco más lejos encontró monos de todos los tamaños, que la recibieron como a una reina. Y toda aquella multitud de animales le hablaban, revoloteaban a su alrededor y le hacían reverencias mientras recitaban versos; por último, se pusieron en fila, como si fueran sirvientes y pajes. La Bella se fue a almorzar seguida por aquel curioso cortejo y, mientras duró la comida, los pájaros cantaban como si fueran instrumentos musicales, y los monos la sirvieron muy ceremoniosos."
Los animales que vemos pulular por el castillo de Gans son unos perros de cuerpo pequeño y ojos enormes llamados tadums. En realidad son los perros de caza de raza Beagle del príncipe, pero no se sabe por qué tienen ese aspecto ni por qué lo recuperan al final de la película. Por otra parte, lo único que hacen es vigilar a la joven de vez en cuando, y uno de ellos hace una muñeca para Bella (aunque tampoco tiene ninguna función ni simbología).

Un dadoom sostiene una muñeca similar a Bella, en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor

  • En el sonido del reloj: en la película es un carillón que anuncia la hora de la cena; en el libro dice el nombre de Bella en música cuando da la hora, pero la llamada para la cena se anuncia con una campanilla de oro. 
  • En la caída de Bella en el lago helado: en la versión de Gans, la joven huye asustada de la Bestia y la capa de hielo que cubre el lago se rompe. La Bestia la rescata de las aguas y la vuelve a llevar a palacio.
  • En los retratos del príncipe: la Bella literaria encuentra por todo el castillo retratos del hermoso joven con quien sueña cada noche; la Bella cinematográfica sólo ve el retrato del príncipe y la princesa mientras la Bestia devora un cerdo que acaba de cazar.
  • En la narración: el filme intercala las escenas de una madre (a quien nunca se le ve el rostro) contándole la historia a sus hijos con la propia historia. Más adelante sabremos que se trata de Bella (aunque no hay mucho misterio teniendo en cuenta que tienen la misma voz y el mismo lunar en la barbilla).

Citas favoritas

—Quién sabe —decía la joven—. A lo mejor el destino que me aguarda encubre otro tan bueno como terrible parece éste.
~Bella~


Ama a quien te ama, no te fíes de las apariencias y sálvame.
~El príncipe~

Curiosidades

La rosa que provoca el conflicto en La Bella y la Bestia - Cine de Escritor
    • En 1756 la escritora francesa Jeanne Marie Leprince de Beaumont publicó una versión resumida del cuento de Villeneuve. Ésta es la más conocida, aunque contiene variantes importantes de su antecesora: por ejemplo, los hijos son seis en total (tres chicos y tres chicas), Bella puede ver a su familia a través de un gran espejo que hay en la biblioteca y sólo tiene un sueño, antes de marcharse al castillo, donde una dama le dice que ninguna buena acción queda sin recompensa. Aquí puedes leer el versus entre la versión de Beaumont y la de Disney.
    • De la versión de Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve me ha impresionado el siguiente fragmento: "Cuando llegó el día señalado [en el que Bella debía ir al castillo], oyeron relinchar al caballo que la Bestia les había mandado. El padre y los hijos quisieron cortarle el cuello, pero la Bella no les dejó."
    • Villeneuve no describe en ningún momento a la bestia, sólo sabemos esto de su aspecto: "Un ruido espantoso, que se debía al peso de su cuerpo, el chasquido de las escamas que lo cubría y unos aullidos espantosos anunciaron su llegada."
    • En el libro, cuando Bella está recorriendo el castillo, coge una pulsera que hay colgada de un clavo de oro y se la pone; en ella está el retrato del joven que la visita en sueños. Qué fue de la joya es un misterio.
    • Según Wikipedia, la versión completa de "La Bella y la Bestia" de Villeneuve tiene  aproximadamente 400 páginas. En ella, "Bella es la hija del rey de las Islas Felices, y su madre es un hada malvada. El hada pretende matar a Bella, por lo que el rey la oculta, haciéndola pasar por uno de los doce hijos de un rico comerciante. Por su parte, el príncipe perdió a su padre siendo muy joven, y su madre, ocupada en guerras para defender su reino, le puso al cuidado de un hada (la madre de Bella). Una vez que el príncipe es adulto, el hada trata de seducirle, pero al rechazarla éste, lo convierte en Bestia. Casi la mitad de la historia de Villeneuve se centra en las guerras entre hadas y reyes, y dedica largas páginas a la historia de las familias de Bella y el príncipe. También compone una visión del castillo mucha más oscura y mágica que la tradicional" (Fuente citada en Wikipedia: Betsy Hearne, Beauty and the Beast: Visions and Revisions of An Old Tale). Tengo que conseguir el original de Villeneuve o éste de Hearne… *EDITO (13/11/2015): varios seguidores del blog me han preguntado si había encontrado la versión original de Villeneue, y así es; me ayudó otra seguidora, Ushiku Draven: sólo está en formato ebook, pero existe.*
    • Astrid le recuerda a Perducas: "Yo soy como las cartas, amor mío: no puedo mentir. ¿Acaso no te avisé sobre esa cicatriz?". Se refiere a la que cruza el rostro del hombre de mejilla a mejilla. Nunca se dirá cómo se la hizo. (Por cierto, Perducas está interpretado por Eduardo Noriega: puedes leer otro de sus libros versus películas en la entrada "Canciones de amor en Lolita's Club").
    • Existen diversas adaptaciones literarias y cinematográficas. La serie de televisión más reciente es "Bella y Bestia" (2012), protagonizada por Kristin Kreuk y Jay Ryan; puedes leer el argumento aquí (¿soy la única a la que le parece que la historia de la Bestia es en realidad la del doctor Jekyll y Mister Hyde?). La tercera temporada está prevista para 2015. 

    Conclusión

    La música y la ambientación, los escenarios y los efectos de la película son una maravilla. Sin embargo, Vincent Cassel no consigue cautivar con su personaje de Bestia; en cuanto a Léa Seydoux, su generoso escote deja a Bella en un triste segundo plano. Tampoco transmiten amor, un sentimiento esencial en esta historia.

    En definitiva, el director ha preferido centrarse en la belleza femenina, la arquitectónica, la escultórica y la proporcionada por los efectos especiales antes que en la narrativa. Christophe Gans antepone la estética al contenido en todos sus largometrajes, pero en esta ocasión el resultado no funciona. Así las cosas, me quedo con el LIBRO.


    Y a ti, ¿cuál te ha gustado más?


    Datos del libro


    Título original: La Belle et la Betê

    Primera edición: 1740

    Editorial: 
    Ediciones Generales Anaya, SA (ed. 1985)

    Colección: Ratón Pérez

    Número de páginas: 32

    ISBN: 84-7525-234-6

     

    Ficha técnica de la película


    Título original: La Belle et la Betê

    Director: Christophe Gans


    Año de estreno: 2014

    Productora: 
    Eskwad / Pathé / Studio Babelsberg

    Duración: 108 minutos


    Listado de Libros versus Películas del blog Cine de Escritor

    Comparte si te ha gustado ;)

    6 comentarios:

    1. Valla, a mi tampoco me convenció. Espero que la próxima version rellene los huecos que esta dejó. Estoy segura de que Emma Watson es la Bella perfecta.
      Buena entrada:)

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Felicitas,

        Eso espero yo también; Disney está volviendo a llevar sus clásicos a pantalla en versión carne y hueso, y por ahora los resultados me convencen.

        ¡Gracias, un saludo!

        Eliminar
    2. hola, alguien sabe dónde puedo encontrar el libro? u.u

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola nayeli,

        Para escribir esta entrada me basé en una versión abreviada del libro de Villeneue, puedes ver la ficha al final del texto. El original no he conseguido encontrarlo, aunque sigo buscándolo.

        ¡A ver si tenemos suerte!

        Un saludo.

        Eliminar
      2. Nayeli, en Amazon lo tienes baratito! http://goo.gl/j0PtOS

        Lo que no sé es si es la versión abreviada de la que habla Alba o la original, en todo caso os recomiendo buscar en tiendas online de segunda mano (eBay, Amazon, milanuncios...)

        Suerte!

        Eliminar
      3. ¡Muchas gracias, Ushiku! Ojalá sea la original :D

        Eliminar

    Si comentáis y queréis recibir una notificación de la respuesta en vuestro correo, por favor seleccionad "Avisarme"; para dejar de recibir las notificaciones basta con desactivar la opción.

    Contesto a todos los comentarios, pero no puedo aceptar premios. Aunque os agradezco las nominaciones, tener que contestar a tantas preguntas parecidas una y otra vez me quita tiempo para sacar el blog adelante. Espero que lo entendáis :)