Libro versus Película: "Rebelión en la granja" (George Orwell vs. John Stephenson) | Cine de Escritor

27 enero 2015

Libro versus Película: "Rebelión en la granja" (George Orwell vs. John Stephenson)

Rebelión en la granja, de George Orwell y John Stephenson - Cine de Escritor
Esta entrada contiene spoilers, estás avisado :)


Argumento del libro

Los animales de la Granja Manor están hartos de los abusos del señor Jones. Una noche el cerdo más anciano e inteligente, Major, propone una rebelión que permita, a largo plazo, extinguir a los hombres y ocupar su lugar. Cantan una canción que simboliza sus deseos de futuro. Major muere poco después de su discurso, de modo que los cerdos Napoleón y Snowball se encargarán de liderar a los animales para acabar con la esclavitud a la que se ven sometidos diariamente.

Hambrientos al no haber recibido sus raciones diarias, rompen la puerta del granero en busca de comida. Jones y sus hombres les golpean. Los animales presentan batalla, expulsando a Jones del lugar y nombrándose nuevos propietarios de la Granja Manor, que pasará a llamarse Granja Animal ("Animal Farm", el título original de la novela y la película).

Lo primero que hacen es destruir los instrumentos con los que les torturaban (cadenas, látigos, argollas, cuchillos para la castración…). Después los cerdos empiezan a organizar las tareas, como recoger el heno o cultivar la comida. Para no olvidar las sabias palabras de Major, Snowball escribe siete mandamientos en la pared trasera del establo que resumen el espíritu de su revolución:

  1. Todo lo que camina sobre dos patas es un enemigo.
  2. Todo lo que camina sobre cuatro patas o tiene alas es un amigo.
  3. Ningún animal llevará ropa.
  4. Ningún animal dormirá en una cama.
  5. Ningún animal beberá alcohol.
  6. Ningún animal matará a otro animal.
  7. Todos los animales son iguales.
Los resumen en una sola frase para que sean más fáciles de recordar: "Cuatro patas, sí, dos patas, no". Cuando la aprenden, las ovejas no dejarán de repetirla siempre que les apetezca.

Los animales de la granja Manor, ilustración de Ralph Steadman para Rebelión en la granja - Cine de Escritor

Se informa de la revolución a los animales de otras granjas para que se unan a su causa; algunos lo consiguen, otros no tienen tanta suerte.

Todo parece ir bien hasta que Snowball propone la construcción de un molino de viento que suministraría energía eléctrica para la granja, dándoles luz en las cuadras, calefacción en invierno y una maquinaria actualizada. En ese momento Napoleón, que está en contra del molino, llama a los perros que ha estado criando en secreto para que acaben con su contrincante. Snowball sale corriendo, se escabulle tras el agujero de un seto y no vuelve a aparecer. Ahora Napoleón es el líder, y su mano derecha, otro cerdo llamado Squealer.

Napoleón asegura que Snowball era un traidor, pues estaba confabulado con Jones desde el principio. Se apropia de la idea del molino y añade que no habrá más asambleas como aquélla, sino que a partir de ese momento un comité a puerta cerrada formado por cerdos tomará las decisiones y las hará llegar al resto. Ninguno le contradice.

Poco a poco los cerdos van obteniendo más privilegios que el resto de los animales y quebrantando las leyes que establecieron; sin embargo, cuando algún animal va a leerlas a la pared del establo para saber si su memoria le falla, descubre que, efectivamente, estaba equivocado: por ejemplo, cuando los cerdos beben alcohol, en la pared pone "Ningún animal beberá alcohol en exceso". Nadie sospecha que es Squealer quien modifica las normas bajo las órdenes de Napoleón.

Napoleón anuncia que comerciarán con un hombre llamado Whymper a cambio de huevos. Las gallinas se niegan y provocan un revuelo, pero son duramente reprimidas y no tienen más remedio que hacer lo que se les ordena.

Todos los animales excepto los cerdos pasan hambre, frío y trabajan duramente en la construcción del molino; el más implicado es el caballo de carga Boxer. Por otra parte, Napoleón les prohíbe cantar alegando que su canción es un himno a la liberación y a la revolución, pero como son libres ya no es necesaria.

Los hombres de las granjas cercanas irrumpen en la granja y abren fuego. En medio del revuelo ponen dinamita en el molino y lo hacen saltar por los aires. Esto les devuelve la valentía a los animales para echarles de sus tierras.

Durante la reconstrucción del molino Boxer se desmaya. Napoleón dice que ha llamado a los humanos para que le lleven al hospital; los animales descubren que la furgoneta está llevando a su camarada al matadero. Chillan a Boxer para que baje del vehículo, pero el caballo, viejo y cansado, no logra escapar de su destino.

Poco después Squealer comparece ante todos diciendo, con lágrimas en los ojos, que Boxer ha muerto en el hospital, pero que sus últimas palabras fueron de apoyo para su querido líder Napoleón. Añade, con una mirada de advertencia, que ha escuchado rumores de que Boxer fue llevado en realidad a un matadero; les advierte que no crean esa mentira.

Boxer trabajando en el molino, ilustración de Ralph Steadman para Rebelión en la granja - Cine de Escritor

Años después los animales han terminado el molino, pero sólo lo usan para moler el maíz, que les proporciona importantes beneficios económicos. Están construyendo un segundo molino para las dinamos. Según Napoleón, la verdadera felicidad radica en "trabajar duro y vivir frugalmente". Todos siguen pensando que, a pesar de todo, están mejor ahora que con Jones.

Durante una semana Squealer mantiene a las ovejas apartadas con la excusa de que les está enseñando una nueva canción. Cuando las ovejas vuelven, los animales descubren que los cerdos han aprendido a caminar sobre dos patas y que las ovejas ya no balan "¡Cuatro patas, sí, dos patas, no!", sino: "¡Cuatro patas, sí, dos patas, mejor!".

En la pared del establo sólo hay un mandamiento: "Todos los animales son iguales pero algunos animales son más iguales que otros".

A la semana siguiente llega a la granja una delegación de agricultores vecinos para una visita de inspección. Cuando los animales se asoman por la ventana para ver la reunión entre los cerdos y los hombres, son tan parecidos los unos de los otros que no saben distinguirlos.


Sinopsis de la película

Jones está desesperado: necesita dinero para mantener la Granja Manor, pero su vecino, el señor Pilkington, se niega a prestarle más dinero. 

En cuanto a los animales de Jones, están hartos de los abusos de su dueño. Una noche el cerdo más anciano e inteligente, Major, propone una rebelión que permita, a largo plazo, extinguir a los hombres y ocupar su lugar. Cantan una canción que simboliza sus deseos de futuro. Major muere poco después, cuando el arma de Jones se dispara accidentalmente y acaba con su vida. Los cerdos Napoleón, Snowball y Squealer se encargarán de liderar a los animales para acabar con la esclavitud a la que se ven sometidos diariamente.

Hambrientos porque el señor Jones no les ha alimentado, rompen la puerta del granero en busca de comida. Jones tratará de impedírselo, pero los animales le expulsan a él, a su mujer y a los mozos de cuadra. Se nombran nuevos propietarios de la Granja Manor, que pasará a llamarse Granja Animal ("Animal Farm", el título original de la película).

Exploran la casa de Jones y descubren algo que les fascina: la televisión. Napoleón y Squealer toman buena nota de este detalle. Después los cerdos empiezan a organizar las tareas, como recoger el heno o cultivar la comida. Para no olvidar las sabias palabras de Major, Snowball escribe siete mandamientos en la pared trasera del establo que resumen el espíritu de su revolución:

  1. Todo lo que camina sobre dos patas es un enemigo.
  2. Todo lo que camina sobre cuatro patas o tiene alas es un amigo.
  3. Ningún animal llevará ropa.
  4. Ningún animal dormirá en una cama.
  5. Ningún animal beberá alcohol.
  6. Ningún animal matará a otro animal.
  7. Todos los animales son iguales.
Snowball recita los siete mandamientos en Rebelión en la granja - Cine de Escritor

Todo parece ir bien hasta que Napoleón se queda con los cachorros de la perra Jessie para educarles en el "animalismo", el sistema de pensamiento basado en las enseñanzas de Major que han establecido los cerdos. Ésta quiere que se los devuelva, pero Squealer insiste en que es lo mejor para ellos.

Por otra parte, los animales no comprenden quién está robando la leche y las manzanas. Tras presionar a Snowball, éste admite que esos alimentos se los quedan los cerdos. Cuando la revuelta parece inevitable, Pincher, el perro que ha sido nombrado Jefe de la Guardia Animal, trae la televisión; los animales se quedan mirándola durante horas, atontados y relajados. Squealer les asegura que la dejarán allí para su disfrute y relajación, y añade que los cerdos necesitan estar fuertes y sanos para administrar la granja, por lo que es justo que sean ellos quienes consuman la leche y las manzanas. Los animales no están del todo de acuerdo, pero acaban accediendo.

Mientras tanto, los vecinos de Jones se han reunido en el bar Red Lion. No les gusta el cariz que ha tomado la administración de la Granja Manor, por lo que colocan un micrófono para enterarse de lo que están tramando los animales, irrumpen en la granja y abren fuego, pero son derrotados. En ese momento Pilkington decide que, si no puede con sus enemigos, se unirá a ellos, por lo que sigue espiándoles en busca del punto débil de los animales.

Tiempo después Snowball propone la construcción de un molino de viento que suministraría energía eléctrica para la granja, dándoles luz en las cuadras, calefacción en invierno y una maquinaria actualizada. En ese momento Napoleón, que está en contra del molino, llama a los perros para que acaben con su contrincante. Jessie trata de detenerles, pero es inútil: Napoleón les ha convertido en sus siervos. Snowball sale corriendo, se escabulle tras el agujero de un seto y no vuelve a aparecer. Ahora Napoleón es el líder, y su mano derecha, Squealer.

Napoleón asegura que Snowball era un traidor, pues estaba confabulado con Jones desde el principio. Se apropia de la idea del molino y añade que no habrá más asambleas como aquélla, sino que a partir de ese momento un comité a puerta cerrada formado por cerdos tomará las decisiones y se las hará llegar al resto. Los animales protestan, pero su temor a los perros silencia las quejas.

Todos excepto los cerdos pasan hambre, frío y trabajan duramente en la construcción del molino; el más implicado es el caballo de carga Boxer.

Pincher supervisa la construcción del molino en Rebelión en la granja - Cine de Escritor

Pilkington descubre que los animales saben hablar, y "si pueden hablar, sabrán negociar". Convence a Napoleón para venderles alcohol a los cerdos cambio de huevos. Cuando éste informa a los demás animales, las gallinas se niegan y provocan un revuelo. No tardarán en ser duramente reprimidas y hacer lo que se les ordena.

Por su parte Jones, cansado de ser marginado en sociedad y de que todos se burlen de él y su esposa, decide colocar una carga de dinamita en el molino y hacerlo saltar por los aires. Napoleón dice que ha sido Snowball, y decreta la pena de muerte para él, además de establecer la pronta reconstrucción del molino.

Poco a poco los cerdos van obteniendo más privilegios que el resto de los animales y van quebrantando las leyes que establecieron; sin embargo, cuando algún animal va a leerlas a la pared del establo para saber si su memoria le falla, descubre que, efectivamente, estaba equivocado (por ejemplo, cuando los cerdos beben alcohol en la pared pone "Ningún animal beberá alcohol en exceso". Nadie sospecha que es Squealer quien modifica las normas bajo las órdenes de Napoleón).

Por otra parte, Napoleón les prohíbe cantar alegando que su canción es un himno a la liberación y a la revolución, pero como son libres ya no es necesaria. En su lugar, Squealer inventa otra que ensalza las virtudes de su líder.

Durante la reconstrucción del molino Boxer se desmaya. Napoleón dice que ha llamado a los humanos para que le lleven al hospital; los animales descubren que la furgoneta está llevando a su camarada al matadero. Chillan a Boxer para que baje del vehículo, pero el caballo, viejo y cansado, no logra escapar de su destino.

Poco después Squealer comparece ante todos en la pantalla de cine que han instalado diciendo, con lágrimas en los ojos, que Boxer ha muerto en el hospital, pero que sus últimas palabras fueron de apoyo para su querido líder Napoleón. Añade, con una mirada de advertencia, que ha escuchado rumores de que Boxer fue llevado en realidad a un matadero; les advierte que no crean esa mentira.

En la pared del establo sólo hay un mandamiento: "Todos los animales son iguales pero algunos animales son más iguales que otros".

Jessie, arrepentida por haber instado a Boxer a que fuera al hospital, decide que salvará al resto de los animales. Les conduce hasta un refugio secreto y allí esperan durante años a lo que la perra cree que será inevitable: la caída de Napoleón.

Cuando regresan, tiempo después, la granja está semiderruida. Todos los animales han muerto o se han ido, excepto los cachorros de Jessie.

Llegan los nuevos propietarios. Los animales esperan que no cometan los errores del pasado. 


¿Qué tienen en común el libro y la película?

Squealer retransmitiendo en Rebelión en la granja - Cine de Escritor

  • El argumento de la historia (a excepción del final)
  • La manipulación de los cerdos: la historia es una sátira acerca de los poderes políticos (concretamente al régimen soviético de Stalin; os recomiendo esta entrada de Wikipedia para comprender qué representa cada personaje de "Rebelión en la granja"). Ambas versiones nos muestran a un Napoleón y a un Squealer que saben lo sencillo que resulta manipular a los demás animales para conseguir lo que quieren, aunque en la película lo hacen a espaldas de Snowball mientras que en el libro comienzan a liderar tras la huida de éste.
  • La educación y la organización de los animales: Orwell hace que los más inteligentes, es decir los cerdos, eduquen a los menos inteligentes. Napoleón, Snowball y Squealer elaboran un sistema de pensamiento basado en las enseñanzas de Major y lo denominan animalismo. Snowball aprende a leer para enseñar al resto (capítulo 2).
  • El conflicto por el molino de viento: Snowball dibuja los complicados planos del molino para mostrarle su idea a los demás animales. Napoleón al principio está en contra, llegando a orinar sobre los dibujos, pero luego se mostrará a favor.
  • Las condecoraciones militares: tras la victoria en la Batalla del Establo, los animales deciden crear las condecoraciones "Héroe animal de primera clase" para Snowball y Napoleón, y "Héroe animal de segunda clase" para la oveja muerta en combate, aunque en realidad son adornos de latón (capítulo 4). Más adelante Napoleón se otorgará ambas menciones (capítulo 9).
  • Los lemas de Boxer: este caballo representa al pueblo llano que, a pesar de todo, nunca deja de confiar en sus líderes. Por eso no es de extrañar que sus lemas sean "¡Trabajaré más duro!" y "Napoleón siempre tiene razón".
  • La bandera, el disparo de la escopeta y el cráneo de Major: "Snowball había encontrado en el guardarnés un viejo mantel verde de la señora Jones y había pintado en él una pezuña y un cuerno blancos. Lo subían al mástil del jardín de la casa cada domingo por la mañana. La bandera era verde, explicó Snowball, para representar los verdes campos de Inglaterra, mientras que la pezuña y el cuerno significaban la futura República de los animales, que surgiría cuando finalmente derrocaran a la raza humana." (capítulo 3). "Discutieron mucho sobre qué nombre poner a la batalla. Al final la llamaron Batalla del Establo de las Vacas, ya que era allí donde se había producido la emboscada. La escopeta del señor Jones apareció tirada en el barro, y se sabía que había una provisión de cartuchos en la casa. Se decidió colocar el arma al pie del mástil [de la bandera], como una pieza de artillería, y dispararla dos veces al año: una el 12 de octubre, aniversario de la Batalla del Establo, y otra el día de San Juan, aniversario de la Rebelión" (capítulo 4). Más adelante desentierran de la huerta el cráneo de Major y lo colocan sobre un tocón, al pie del mástil, junto a la escopeta. "Después de izar la bandera, los animales tenían que desfilar por delante del cráneo de manera reverente antes de entrar en el establo" (capítulo 5). 
La escopeta la obtienen en la segunda batalla, no en la primera, pero la adaptación guarda mucha fidelidad con el resto de la cita.

Napoleón junto al cráneo de Major en Rebelión en la granja - Cine de Escritor


¿En qué se diferencian?

  • En el uso del término "camarada" para referirse a otro a animal
  • En el personaje de Jones y el de Pincher: en la novela Jones no le debe dinero a Pilkington, su mujer sólo es mencionada un par de veces, al igual que sus hijos, y desaparece en cuanto es derrotado en la segunda batalla. En la película le pide 100 libras a Pilkington (a pesar de que aún no le ha devuelto las 100 que le prestó), su esposa está con él en todo momento, no tienen hijos y su papel tiene mayor peso en la historia. Por otro lado, la mujer de Pilkington y Jones tienen un encuentro sexual del que nadie mencionará nada. En cuanto a Pincher, el perro nombrado por Napoleón como Jefe de la Guardia Animal en la película, sólo es mencionado un par de veces en el libro. 
  • En el deber de lealtad a Jones: al principio, algunos animales dudan del animalismo porque consideran que le deben respeto al señor Jones (capítulo 2). Quien mejor refleja esta controversia es Mollie, una yegua muy presumida que adora los terrones de azúcar, los lazos y haraganear. El animalismo es contrario a estas cosas, de modo que ella terminará por huir de la granja y establecerse en la del vecino. Tras esta traición los animales juran no volver a pronunciar su nombre (capítulo 5). Mollie sí aparece en la película quejándose de que, al no haber humanos, nadie le cepillará el pelo, pero no volveremos a saber de ella.
  • En la muerte de Major: el cerdo muere de viejo a los tres días de su discurso; no así en la película, donde es alcanzado por la bala de la escopeta disparada accidentalmente por Jones justo cuando está entonando por primera vez la canción "Bestias del mundo" ("Bestias en Inglaterra" en la novela).
  • En la destrucción de los instrumentos de tortura: lo primero que hacen los animales tras echar a Jones y los mozos de cuadra es destruir los instrumentos con los que les torturaban (cadenas, látigos, argollas, cuchillos para la castración…); en la película no lo hacen.
  • En la destrucción del molino de viento: Orwell cuenta que el molino comienza a construirse cuando Snowball ha huido, y es destruido dos veces: la primera, por un viento muy fuerte cuando está a medio construir, pero Napoleón les hace creer que ha sido Snowball (capítulo 6); la segunda, los granjeros horadan la base del molino y lo vuelan con pólvora porque el molino es el símbolo de una granja que están administrando unos animales (capítulo 8). En la película sólo es destruido una vez y se debe a la dinamita puesta por Jones.
  • En la información a los animales de otras granjas: los animales de papel informan de su revolución a de otras granjas para que se unan a su causa; algunos lo consiguen, otros no tienen tanta suerte. Los animales de la pantalla no lo hacen, aunque Pilkington comenta que, si no detienen la iniciativa de la Granja Animal, acabará por extenderse a las demás.
  • En el cuervo: en el texto es la mascota amaestrada de Jones; en la película es un ave de mal agüero.
  • En la repetición de las ovejas: en el libro no cesan de repetir "¡Cuatro patas, sí, dos patas, no!", lo que será un problema para los planes de Napoleón. Por ello, Squealer les "lavará el cerebro" para que cambien la frase por "¡Cuatro patas, sí, dos patas, mejor!".
  • En la narración: la película está narrada por la voz en off de Jessie, una perra inteligente que sospecha de la manipulación de los cerdos pero, como el resto de animales no la apoya, no puede hacer nada. En la novela sólo sabemos de ella que ha tenido cachorros y que muere en el último capítulo.
  • En la televisión, el monóculo de Squealer y la estatua de Napoleón erigida frente al graneroestos tres elementos son exclusivos de la adaptación cinematográfica.
Los animales se calman viendo la televisión en Rebelión en la granja - Cine de Escritor

Squealer con monóculo en Rebelión en la granja - Cine de Escritor

La estatua de Napoleón en Rebelión en la granja - Cine de Escritor

  • En algunas escenas y personajes que no aparecen en la película: 
      • Las negociaciones con Pilkington y Frederick: la Granja Animal posee una pila de madera de los tiempos de Jones. El señor Pilkington, de la granja Foxwood, y el señor Frederick, de la granja Pinchfield, están muy interesados en comprarla. Frederick es el más ansioso, pero no ofrece un buen precio; Napoleón hace ver que se lleva muy bien con Pilkington al tiempo que se rumorea que Frederick planea destruir el molino y que es cruel con sus animales. Después de esto, el cerdo líder vende la madera a Frederick: todo ha sido una estratagema para que el granjero suba el precio. Sin embargo no consigue su propósito: el dinero con el que ha pagado es falso. Tras saber lo fácil que resulta engañar a sus enemigos, Frederick encabeza la que más tarde será conocida como la Batalla del Molino; Napoleón pide ayuda a Pilkington, y éste, lógicamente se la niega.
      • Los rumores sobre la granjalas personas intentan convencerse de que la granja fracasará, así que van extendiendo rumores de la Granja Animal, como que allí "practicaban el canibalismo, se torturaban unos a otros con herraduras al rojo vivo y compartían a sus hembras" (capítulo 4).También que "los animales se estaban muriendo de hambre y de enfermedades, que se peleaban todo el tiempo y que habían recurrido al canibalismo y al infanticidio" (capítulo 7). Para acallar los rumores sobre la falta de comida, los cerdos instruyen al resto de animales para que le digan a Whymper que les han aumentado las raciones, y se lleva a cabo la siguiente treta: "Napoleón ordenó llenar de arena casi hasta el tope los graneros poco menos que vacíos y cubrir eso con los granos y la harina que quedaban. Con un pretexto cualquiera llevaron a Whymper a recorrer el depósito para que viera los graneros. El hombre, engañado, siguió informando al mundo exterior de que no había escasez de alimentos en la Granja Animal."
      • El personaje de Whymper: es sustituido por Pilkington, que manipula a Napoleón para su propio beneficio y se lleva de maravilla con Frederick aunque en el libro sean enemigos.
      • El personaje de Minimus: es un cerdo que compone canciones y poemas, y forma parte del comité junto con Napoleón y Squealer; él es quien inventa otra canción cuando se prohíbe cantar "Bestias en Inglaterra", aunque a los animales no les gusta tanto porque sólo ensalza a su líder.
      • El gallo negro de Napoleón: "Cuando [Napoleón] aparecía, no sólo contaba con su séquito de perros sino con un gallito negro que marchaba delante de él y actuaba como una especie de trompeta, soltando un <<¡quiquiriquí!>> antes de que hablara Napoleón" (capítulo 8).

Curiosidades

Napoleón y su señora ilustrados por Ralph Steadman para Rebelión en la granja - Cine de Escritor
    • Los animales de la granja fueron sustituidos, en algunas escenas, por unos muñecos creados por la factoría de Jim Henson, titiritero y productor televisivo que creó "Los Teleñecos" (1955), y "Barrio Sésamo" (1969) y dirigió las películas "Cristal oscuro" (1982) y "Dentro del laberinto" (1986).
    • Existe otra adaptación de "Rebelión en la granja": data de 1954 y es una película animada. Podéis leer más curiosidades de la novela y de su primera adaptación en esta entrada.


    Conclusión

    John Stephenson cambia el guión de la historia para que tenga un final feliz, pero George Orwell no pretendía escribir una historia feliz: pretendía escribir una sátira acerca de una realidad que rechazaba, por eso el argumento es tan pesimista y contundente. Además no me convence la voz en off de Jessie: explica algunas escenas de un modo que da la impresión de que, cuando aquello estaba sucediendo, sabía perfectamente que la estaban manipulando, pero se supone que sólo sospechaba que pasaba algo malo.

    Este "combate" vuelve a ganarlo, pues, el LIBRO.


    Y a ti, ¿cuál te ha gustado más?


    Datos del libro


    Título original: Animal Farm

    Autor: George Orwell


    Ilustrador: Ralph Steadman

    Primera edición: 1945


    Editorial: Libros del Zorro Rojo (ed. 2010)

    Número de páginas: 152

    ISBN: 978-84-92412-77-8


     

    Ficha técnica de la película


    Título original: Animal Farm

    Directores: John Stephenson


    Año de estreno: 1999

    Productora: 
    Hallmark Entertainment

    Duración: 91 minutos


    Listado de Libros versus Películas del blog Cine de Escritor

    Comparte si te ha gustado ;)

    6 comentarios:

    1. Impresionante post, largo y completo. En cuanto a la pregunta que al final haces, yo siempre he preferido la novela de Orwell que como tú dices realiza una crítica satírica de la realidad que le tocó vivir (la época de los años 30, la Guerra de España, la II Guerra Mundial, el ascenso del Comunismo en el este de Europa,la Guerra fría...), vamos que tenía razones más que sobradas para enjuiciar a la sociedad de los hombres. El cine, ya se sabe, busca siempre el "Comieron perdices".
      Saludos

      ResponderEliminar
    2. Hola Juan Carlos,

      Es cierto que las entradas de "Libros versus películas" suelen quedarme bastante largas, pero creo que el contenido vale la pena, ¿verdad? :)

      El libro me gustó mucho, es una lástima que sus dos adaptaciones cambiasen el final para que todos "comieran perdices", como bien comentas.

      Muchas gracias por pasarte, un saludo.

      ResponderEliminar
    3. ¡Gran análisis, muy completo! Y muy buena tu propuesta.

      No vi ninguna de las pelis, pero tampoco me entusiasman demasiado. El libro me encanta.

      A veces me siento mal por tener cierto prejuicio hacia el film y no poder disfrutar de todas las expresiones de una obra y sus derivados. Creo que es un defecto mío.
      Se me ocurren sólo uno o dos ejemplos en donde apenas estoy conforme. Me gustaría ser menos cerrado y relajarme un poco con este tema.

      También me pasa que cuando llego primero a la película, y luego leo el libro, siento que estoy coaccionado en la descripción de los personajes, los lugares, las situaciones... Siento que mi imaginación está limitada por un camino ya transitado, y diseñado por otra gente.

      Gracias por tu blog.
      Saludos,

      ResponderEliminar
    4. Hola Rubén,

      Muchas personas tienen prejuicios hacia las adaptaciones de sus libros favoritos porque creen que no van a estar a la altura del original. Creo que la clave para no sentir la coacción que comentas es pensar que son historias complementarias, o vistas desde distintos puntos de vista.

      Gracias por tu comentario :)

      ResponderEliminar
    5. Mis aplausos.

      nada más que añadir. Completa, concisa, directa.
      Se nota que la has hecho desde el cariño. Compartida en Google+.

      Un saludo!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Tonilector,

        Muchas gracias por compartir ^^. Fue una de mis primeras entradas, antes las hacía mucho más largas que ahora, pero creo que no cambiaría nada de ésta.

        ¡Saludos!

        Eliminar

    Si comentáis y queréis recibir una notificación de la respuesta en vuestro correo, por favor seleccionad "Avisarme"; para dejar de recibir las notificaciones basta con desactivar la opción.

    Contesto a todos los comentarios, pero no puedo aceptar premios. Aunque os agradezco las nominaciones, tener que contestar a tantas preguntas parecidas una y otra vez me quita tiempo para sacar el blog adelante. Espero que lo entendáis :)